¿Preparao pa la vida moderna?

Yo reconozco que no lo estoy. No estoy preparado para vivir a este ritmo. La vida moderna es el puro cambio, y el cambio es lo único que permanece. Si tienes mucha suerte, cambias de trabajo cada pocos años. Si tienes un poco de suerte, cambias de trabajo cada pocos meses. Y si estás como la mayoría de los españoles, no cambias de trabajo porque no lo tienes.

Desde que me independicé en 2009, he vivido siempre de alquiler, en cuatro apartamentos, en tres ciudades distintas, en dos países diferentes. Cuatro viviendas en seis años no implica únicamente aprender cuatro veces dónde guardas las sartenes. Implica mucho más. Implica vivir con una sensación de interinidad constante. Implica perder mucha energía en traslados, en hacer planes, deshacerlos y volverlos a hacer.

Entiendo que mi trabajo tiene gran parte de la culpa, no se puede ser investigador y asentarse con 30 años. O al menos ya no. Disculpadme la inmodestia, pero aquí está uno haciendo lo que buenamente puede por avanzar en el conocimiento, y la sociedad se lo devuelve exigiéndole que además aprenda otras lenguas, otras costumbres, … y otro sitio donde guardar las sartenes. Y encima sabiendo que hay que poner buena cara, porque hay otros peor. Y yo además hago lo que me gusta.

Una vez me dijeron que la sensación de haber sentado cabeza estaba muy poco valorada. Me lo dijo una amiga que había estudiado su máster y escrito su tesis en Londres, y que luego había trabajado en Ámsterdam durante otros cuantos años. Después de casi 10 años viviendo fuera de su país, pasó por Suiza un par de años más hasta que consiguió “volver a casa”.

Mas allá de si eso es de recibo o no, ¿alguien se ha parado a pensar en lo difícil que tienen algunos construir su proyecto de vida? Para mí, la parte fácil fue encontrar pareja y casarme. Ahí tuve mucha suerte. La parte laboral, como ya he comentado, es complicada. ¿Pero qué hay de la familia? ¿Puede una pareja de hombres que vive fuera de España formar una familia? La única forma legal en España es la adopción, que exige residir en el territorio nacional, y tener ingresos estables. Justo dos condiciones que son antagónicas en esta vida moderna.

Share This: