Mariano Rajoy avanza en su reforma ideológica del estado del bienestar

El pleno de ayer en el Congreso de los Diputados en el que el Presidente del Gobierno iba a informar sobre el último Consejo Europeo, se convirtió en el pleno en el que el Mariano Rajoy anunció una batería de medidas de ajuste presupuestario sugeridas por la Unión Europea. A continuación resumimos las principales medidas que tomará el Gobierno de España en su lucha contra el déficit:

  • Aumento del tipo general del IVA en tres puntos porcentuales, pasando del 18% al 21%. Esta medida supone un incremento del 16.67%   respecto al tipo actualmente vigente. Es necesario aclarar este dato para poder valorarlo en su justa medida: el incremento debe calcularse respecto al tipo anterior del impuesto y no respecto al valor del producto. Así, pasar de un hipotético impuesto del 1% a un impuesto del 2%, el aumento en el tipo del impuesto sería del 100% y no del 1%. Este matiz cobra importancia especialmente para empresarios y autónomos, ya que el IVA es un impuesto del Estado que recaudan las empresas, que trimestralmente declaran el IVA que han cobrado a sus clientes y el que han pagado a sus proveedores. Así, las declaraciones de IVA serán, en el caso general, un 16.67% mayores, generando un perjuicio para los empresarios que deban declarar unas facturas que aún no han cobrado.
  • Aumento del tipo reducido del IVA en dos puntos porcentuales, pasando del 8% al 10%. Esta medida supone un incremento del 25% respecto al tipo actualmente vigente. De la misma forma, los empresarios y comerciantes de productos sujetos al tipo reducido deberán realizar declaraciones del IVA hasta un 25% mayores.
  • Reducción de la prestación por desempleo a partir del séptimo mes. El cálculo de la prestación se hará en base al 50% de la base de cotización y no sobre el 60% de la misma. Esta variación es un descenso del 16.67% de la prestación por desempleo percibida por los parados.
  • Reducción del salario de los funcionarios y empleados públicos, mediante la eliminación de la paga extra de diciembre. Esta reducción salarial supone eliminar una de las catorce pagas incluidas en el contrato de los trabajadores; con esta medida se reduce un 7.14% el salario anual de los empleados públicos.

A estas medidas se unen otras medidas de recorte del gasto de los diversos ministerios en 600 millones de euros, reducción del número de concejales de municpios pequeños (hasta el 30%) y absorción de competencias por parte de las diputaciones provinciales. La cantidad total de ahorro se sitúa, según el Gobierno, en unos 65000 millones de euros.

Opinión

Mariano Rajoy basó su discurso en tres ideas fuerza:

  • Las medidas son puramente técnicas y son la única opción viable para salir de la crisis.
  • Estas medidas no son las que a él le gustaría tomar, pero se ve obligado por la situación económica.
  • Su convencimiento de que esfuerzos que pide a la ciudadanía serán fructíferos y mejorarán la situación económica del país.

La primera de las ideas fue amplia y beligerantemente contestada por prácticamente toda la oposición. Mención aparte merece Alfredo Pérez Rubalcaba, que quizá por un (mal entendido) sentido de Estado optó por buscar los puntos de acuerdo más que la confrontación. Desde Grafocracia queremos recordar al secretario general del PSOE que se pueden y deben discutir las ideas sin necesidad de caer en la crispación ni en debates agrios. El partido socialista ha perdido una oportunidad (más) para colocarse en centro de la izquierda y dejar de jugar con estar a la izquierda del centro. Volviendo a las respuestas de la oposición, quizá la mejor en desenmascarar la mentira del Presidente del Gobierno fue Rosa Díez:

Gobernar es elegir. Usted ha elegido lo que nos ha explicado, lo que ha decidido.

Acto seguido le recordó que entre esas medidas sugeridas por la Unión Europea también había planes de reactivación del empleo joven que él había decidido no llevar a cabo. Por tanto, miente el Presidente del Gobierno al presentar estas medidas como las únicas soluciones técnicas posibles a la situación económica. También Cayo Lara le recordó que los propios técnicos de Hacienda habían propuesto recaudar la misma cantidad de dinero que ahora se pretende ahrorar con medidas como luchar contra el fraude fiscal y volver a poner al 35% el impuesto de sociedades (el que pagan las empresas sobre sus beneficios, ya que a una empresa que cierra un ejercicio con pérdidas no se le exige pagar este impuesto).

Otra mentira es la presentación de las medidas como algo que él no querría hacer, diciendo que se ve obligado por la situación económica, y que toma estas medidas contrarias a su programa para adaptarse a la nueva situación. Y en esta frase está la prueba de su falsedad. Supongamos que la situación es, en efecto, nueva. Entonces el Presidente no puede huir de su responsabilidad, ya que es una situación nueva que se ha producido mediante su gobierno. No puede, como ha hecho tantas veces, culpar a la herencia recibida o decir que hay que ver cómo se ha encontrado las cuentas. Repito, si se trata de una situación económica nueva, es su total responsabilidad. Si, al contrario, se trata de una situación anterior y ya conocida, se descubre la falsedad de su discurso en campaña, de su discurso de investidura y de su discurso hasta hace unas semanas. Si ya era consciente de lo mala que era la situación económica, ya sabría que tenía que tomar estas medidas aunque dijera lo contrario. Y si era consciente pero no sabía que tendría que tomar estas medidas, mentía al decir que sabía lo que hay que hacer.

Y finalmente, su convencimiento de que este es el camino correcto ha sido ampliamente contestado por todos los que pensamos que el 21% de 0 es 0. Y que por mucho que suba el tipo del IVA, si la gente defrauda o la gente no tiene clientes, poco IVA se va a recaudar. Y esas son las medidas que debería haber anunciado: lucha contra el fraude fiscal y apoyo a la creación de empleo.

Share This:

4 thoughts to “Mariano Rajoy avanza en su reforma ideológica del estado del bienestar”

  1. El señor Rajoy está aplicando la política del globo-sonda, la misma que él (y los periódicos ideológicamente afines) tanto criticaba a Zapatero durante la primera legislatura socialista del leonés. Por otra parte, tu ingenioso comentario sobre la veleidosa postura de Rubalcaba se me antoja demasiado generoso para los calificativos que, a estas alturas del desarrollo de los hechos, y visto lo visto, realmente se merecen los socialistas españoles. Me quedo con la colosal intervención de Cayo Lara criticando implacable y sólidamente al gobierno y sacando a relucir las propuestas de los tecnócratas de Hacienda para evitar que la crisis la paguen los de siempre.

    Saludos, genio

  2. “Reforma ideológica” del Estado de Bienestar:
    eufemismo muy benevolente. “Supresión”, diría yo.

      1. No, si la idea hace tiempo que les ronda por la cabeza, y, hasta que consigan acabar con todos los servicios sociales, no van a parar. Seguro que Rajoy se la machaca pensando en funcionarios siendo despedidos.

Los comentarios están cerrados.