Los problemas del doblaje

Desde hace mucho tiempo he venido diciendo a quien me ha querido escuchar que el doblaje tiene importantes problemas. Problemas que a veces pueden ser resueltos, y problemas que no. Aprovechando que estoy probando Netflix por un mes, y que tiene series en versión original y también dobladas a otros idiomas, os muestro un par de ejemplos que he grabado con el móvil. (Por favor Netflix, no me pongas una querella)

El primer caso es un problema perfectamente evitable: se trata de un personaje que habla varios idiomas en la misma escena, pero el doblador sólo sabe hablar uno. Como los espectadores son tontos ¡dejan el otro sin doblar! En esta escena sólo hablan dos personajes, pero escucharéis tres voces: empieza hablando una mujer en chino, luego un hombre le responde en chino, y finalmente termina hablando la mujer de nuevo en español de doblaje.

Es muy frustrante. Si para doblar una escena el actor tiene que aprender fonética extranjera, que lo haga. Pero por favor, que no hagan esta chapuza.

 

El segundo caso es más divertido, pero difícilmente evitable si mantenemos el doblaje. Aunque una sobreimpresión en pantalla diciendo qué idioma habla cada personaje ayudaría a la comprensión. Se trata de un personaje que habla dos idiomas, el idioma original (inglés) y un idioma extranjero (en este caso, español). Escuchemos la versión original:

Y veamos cómo lo resuelven otros doblajes. El doblaje al francés no reviste complicación, se dobla al francés lo que era inglés y la misma actriz de doblaje dice en español lo que el personaje decía en español. Como decía anteriormente, el problema de que un personaje hable varios idiomas se resuelve sin que el personaje tenga dos voces.

El doblaje latinoamericano ignora el hecho del multilingüismo, directamente. De ahí lo absurdo de que haya un personaje repitiendo lo mismo que el anterior como para asegurarse. Chapuza.

Y finalmente, el doblaje español. Donde, para mantener el hecho de que se hablan dos idiomas, se introduce el portugués. Un mediodisparate, que puede crear otros problemas si el personaje, por ejemplo, viajara a su país natal y nos encontramos con que en México estuvieran hablando portugués.

 

En resumen, el doblaje tiene un problema que es fácilmente solucionable poniendo a actores que hagan el esfuerzo de repetir sonidos aunque no los comprendan. Sin embargo, el segundo caso es muy difícil de resolver, y puede fastidiar enormemente el resultado final.

Share This: