La gran muralla

Ni la plaza de Tiananmen ni la ciudad prohibida. Lo mejor, pero por mucho, es la Gran Muralla. La he visto en Badaling, a “sólo” 70 km de Pekín, y por tanto llena de gente, incluso entre semana. Merece mucho la pena. Las vistas son impresionantes, pero la fama cuesta y se paga con sudor: escaleras con más tabica que huella y cuestas en las que el desnivel daba miedo.

Yo me he bebido tres botellas de 600 ml de agua y aquarius.

Share This: