París

Me deja perplejo que haya tanta gente dispuesta a admitir como reacción lógica un bombardeo sobre Siria después de una matanza de civiles en las calles de París que nos ha estremecido a todos.¡Qué poca empatía tenemos! ¡Y qué simples somos a veces!

Uno esperaría que después de dos guerras mundiales y guerras fallidas en Afganistán, Irak y Siria, habríamos aprendido algo, pero no. Bombardear no es la solución a ningún problema. NINGUNO. Porque por cada víctima colateral, creamos un terrorista en potencia. Creamos alguien que identifica la bandera del bombardero como la bandera del enemigo. Y los bombardeos, incluso aunque fueran selectivos, perjudican a la población civil: por la destrucción de las infraestructuras que han pagado, que tienen que utilizar para cosas tan básicas como beber agua potable. Así que lo siento, en los tiempos de la globalización en los que un resfriado de la economía americana nos produce una pulmonía de deuda en Europa, tiene que haber mejores formas de detener a terroristas y dictadores que dejar caer destrucción sobre la población civil o sus infraestructuras.

Por ejemplo, ¿en serio queremos creer que los Kalashnikovs  y demás armamento que usa el estado islámico lo están fabricando ellos mismos como si fueran el tipo de bricomanía? Yo, así a botepronto, tengo mis dudas de que dispongan de los medios y materias primas para producirlos. Alguien les ha vendido armas a terroristas a cambio de dinero. ¿Por qué no empezamos a asumir la realidad por ahí? ¿Por qué la represalia no va en contra de esos individuos y corporaciones que han puesto su negocio por encima de las vidas de inocentes? Hemos creado un complicado sistema de certificación de pepinos biológicos para controlar que se producen bajo ciertos criterios… ¿y no vamos a ser capaces de certificar armamento ni de instaurar una mínima trazabilidad para socavar el poderío armamentístico terrorista? Porque un fanático puede estar dispuesto a morir, pero el que le vende armas y le vende explosivos a cambio de un dinero, seguro que quiere disfrutar de ese dinero: ahí está nuestra oportunidad. Si combatimos la venta, si eliminamos el negocio, el terorrista no tiene forma de comprar kalashnikovs ni detonadores.

La guerra, tal como la conocemos, no es más que una respuesta simplista. Y para mi vergüenza, típicamente masculina.

Share This:

Endogamia en la universidad

La fundación Cotec organizó ayer un debate sobre ciencia, que se convirtió en Trending Topic en Twitter. Y yo cometí el error de escucharlo mientras trabajaba. Y no me pude callar ante algunas cosas, ahí me véis en la nube de etiquetas.

Lo que más me irritó fue cuando todos, de forma casi unánime (salvo el representante de IU) identificaron la endogamia como uno de los principales problemas de la universidad española. A Luis Garicano (Ciudadanos) le faltó tiempo para proponer un compromiso a todos para que los investigadores estén dos años (UPyD propone tres) fuera de la universidad en la que se han doctorado antes de acceder a un contrato en esa misma universidad.

Se me revolvieron las tripas porque estamos hablando de personas, los investigadores, que tienen familia, amigos y que quieren tener una vida. ¿Y están proponiendo que las condiciones laborales legales para esta profesión exijan dejarlo todo durante dos o tres años? ¿En serio? Es decir, personas que estudian un grado (3 o 4 años), un máster (1 o 2 años) y hacen un doctorado (aproximadamente 4 años). Personas que llevan 10 años formándose, para ser los que más sepan de lo suyo. ¿Y me están diciendo que encima les vamos a exigir un sacrificio de un par de años o tres más? ¿Es que no han hecho bastante? Porque, si se pidiera, qué se yo… que antes de que pasen n años, se hayan tenido que pasar m en total en alguna otra universidad, lo podría entender. Porque estar fuera una temporadita es beneficioso. Es decir, podría uno hacer estancias de 3 meses y establecer vínculos con otros grupos, así hasta sumar los dos años que pide Garicano. Pero con cobertura de un contrato desde el origen. Lo que proponen es que uno deje el trabajo que tiene, se busque otro por su cuenta, y que además lo haga durante dos años. ¡Dos años! ¿Y la familia qué? Que estamos hablando de personas que tienen 30 años o más, que pueden fácilmente querer formar una familia. Con casa, niños y todos sus avíos. Deje usted su casa y váyase. O llévese usted a su familia consigo, que su pareja renuncie también a su empleo que seguro que le es muy fácil encontrar otro. Y todo eso, para cobrar aproximadamente 25000 euros, que es a lo que está el año de doctor en el mercado. ¿No se les cae la cara de vergüenza? ¿En serio no ven que los investigadores deberían tenes unos mínimos derechos laborales? Pero no, quieren empezar la casa por el tejado. Porque, ¿saben por qué hay endogamia? Porque cuando a un departamento le hace falta dar 4 créditos de clase y no tienen quien lo haga, ahí están los becarios sin derechos y los doctorandos con poquitos derechos. Porque, sí, señores… serán de esa misma universidad, pero han estado cuatro años partiéndose los cuernos con su tesis y echando una mano con las clases. Y que consigan un contrato, aunque sea por 25000 euros al año, es lo menos que se despacha en justicia. Si me dicen ustedes que los doctorandos solo se van a dedicar a su tesis, que no van a dar clase, que los contratos van a estar pagados para que una familia pueda vivir de un solo sueldo durante esos dos o tres años, les acepto la idea. Pero si no, NO. Porque quieren convertir a las víctimas de la precariedad y los salarios bajos en los culpables de que el sistema no funcione como a ustedes les gustaría. Váyanse ustedes una mijita a tomar viento fresco. Ya saben, por evitar la endogamia también en la política.

Share This: