El alojamiento: CouchSurfing

Cuando planeaba en venir a Suiza a buscar piso, pensé en venir a un hotel o similar. MMEEEK! Error! Además de ser extremadamente caro, no es ni la décima parte de práctico y divertido que usar CouchSurfing

Se trata de una red social de viajeros que ofrecen alojamiento gratuito en sy casa a otros viajeros. Inicialmente la idea era que todo el mundo tiene un sofá en el que puede dormir alguien un par de noches, pero evidentemente se pueden ofrecer habitaciones completas también. Nadie esta obligado a nada y puedes decidir si aceptar o no cada petición que recibes.

En mi caso, Sergio y yo decidimos que con lo caro que era un hotel merecía la pena probar suerte. UN GRAN ACIERTO. No solo hemos ahorrado, sino que ya tenemos una amiga en Sierre, que nos ha ayudado muchísimo en nuestras gestiones.

Lo primero que nos sorprendió fue que nos dio las llaves de su casa con total tranquilidad. Wow! Esto en España sería impensable pero los Suizos son persona extremadamente buenas y respetuosas según hemos visto. Nos dijo de entrar y salir a nuestro antojo.

Además de tener alguien con quien hablar y a quien preguntar por las costumbres, las condiciones del alquiler y cosas así, nos ha ayudado directamente a encontrar piso: por un lado llamando a algunos anuncios para preguntar (ahorrandonos así dificultades lingüísticas), pero sobre todo porque llamó a su casero para preguntarle si tenía algo disponible en los edificios que estaba construyendo junto al suyo.

El le dijo que si, que entraramos a visitarlos puesto que solo queda pintar y poner la solería en algunos. Entramos en la obra y visitamos los pisos a nuestro aire, vimos las cocinas equipadas y nos decidimos. El jueves cerramos el trato y ayer recibimos el contrato para firmarlo.

Otra cosa en la que nos ha ayudado es que nos ofreció un apartamento que tienen sus padres como solución temporal. Cuando fuimos a verlo conocimos a sus padres, que no dudaron en llamar a amigos por si tenían trabajo para Sergio.

Y luego está todo lo demás, nos explica muchas cosas, nos da conversación y entre todos vamos aprendiendo francés y español. Y el ocio: El primer dia fuimos con ella y una amiga a comer junto al lago, ayer salimos juntos a un concierto y hoy quizás vayamos con ella de excursión por la montaña.

En definitiva, creo que es la mejor idea que hemos tenido. Viva el CouchSurfing!!!

Share This:

A Sierre

image

image

image

image

Por fin hemos llegado. El viaje fue ultra largo, pero bonito.

Para empezar el avión de Sevilla a Bergamo. Lleno hasta la bandera, salió con retraso y para colmo un niño dos filas más atrás, un maldito niño gritón que no calló en todo el vuelo

Después, cuando llegamos a Bergamo, una hora en la lanzadera a la Stazione Centrale. Enorme. Tardamos un rato en encontrar las taquillas y en cuanto tuvimos los billetes pudimos esperar al tren comiendo un sándwich.

Qué maravilla el tren, amplio y muy bien equipado. Fue bastante rápido hasta Brig, y lo mas divertido fue cuando en Domodossola se subió la policía fronteriza Suiza para pedir la identificación. El policía en concreto era un tipo pelirrojo enorme con barba y tirantes. ¡Daba gusto escucharlo hablar 4 idiomas!

En cuanto llegamos a Brig fuimos corriendo a las taquillas para encontrarlas cerradas, asi que tuvimos que sacar los billetes en la máquina expendedora. Pagamos en Euros y recibimos el cambio directamente en Francos!!

Mas o menos este ha sido el primer viaje. Llegamos a Sierre y nos recogió la CouchSurfer, sobre la que os hablaré pronto, porque ha sido la mejor decisión: gracias a ella puede que tengamos piso y a Sergio puede que le salga un trabajo.

Share This:

Los nervios ya están aquí

Me he venido a pasar el último fin de semana en familia antes de ir a Suiza. Por todo lo alto: hermanas, padres, sobrinos, tíos y primos. Barbacoa familiar.

Y mañana vuelta a casa, para empezar el embolao: concertar citas con los posibles arrendadores, conocer a mis nuevos jefes y más detalles sobre el proyecto, del que ya me he leído la memoria. Y por supuesto, los trámites administrativos correspondientes: sacarme la demi-tarif de transportes, obtener el permiso de residencia y hacerme el seguro médico. El tiempo que me sobre, lo dedicaré a hacerle fotos a los alrededores.

Estoy un poco acojonado con tanta novedad, tanto cambio y trasiego. ¿Cómo me desenvolveré en otro país? ¿Estaré a la altura en el trabajo? ¿Podré comunicarme bien en français? ¡¡Ay, qué nervios!!

Share This: